Época Prehispánica

Un desplazamiento migratorio de los indígenas actuales desde el estrecho de Behring hasta la Patagonia, hace llegar primeros humanos al istmo
Las primeras evidencias de la existencia de grupos humanos en Panamá se remontan aproximadamente al 11000 a.C.
Existen muchas teorías y leyendas, como la del ‘Donkin Kri’, sobre el origen de los pueblos Ngöbe y Buglé


La Llegada de los Europeos

1501: Rodrigo Galván de Bastidas es el primer europeo a visitar las costas del Istmo de Panamá

1513: Vasco Núñez de Balboa descubre el ‘Mar del Sur’ (Océano Pacífico)

En el territorio que hoy ocupa la República de Panamá, hay numerosos grupos indígenas. Pero, como producto de los contactos con los colonos muchos se extingen por causas diversas

Interesados en encontrar riquezas minerales y la ruta hacia la India Oriental, los conquistadores españoles al inicio no toman gran noticia de los Ngöbe y Buglé, mayoritariamente ubicados en el occidente del país


Expulsión y Exterminio

Los Buglé habitaron parte o la totalidad de lo que hoy son las Provincias de Veraguas, Herrera, Los Santos y Coclé
En el transcurso de los siglos los Buglé, originalmente más numerosos que los Ngöbe, se enfrentaron repetidas veces a sus invasores bajo el liderazgo de valientes caciques como el legendario Urraca

Estas guerras, sin embargo, diezmaron su población y su poderío político, por lo cual se replegaron a las montañas veragüenses

Los Ngöbe vivieron en las fértiles planicies del Pacífico y las exuberantes selvas a orillas del Mar Caribe hasta los años 30 del siglo XX
Fueron desplazados de sus tierras ancestrales, a las aisladas montañas de la Cordillera Central por los terratenientes y las transnacionales bananeras.

En el siglo XX una mujer Ngobe, se llama Besiko, creada una religion nueva que combina tradiciones Ngobe y cristiano.La Profecia de Besiko.

La Comarca Ngöbe-Buglé

La Comarca Ngöbe-Buglé es producto de la lucha y gestión de los dirigentes
indígenas por más de 40 años. La cual se define finalmente por la presión
ejercida en una caminata de 400 kilómetros y una huelga de hambre
protagonizada por los dirigentes indígenas. Y se sanciona mediante la Ley 10
el 7 de marzo de 1997, ante más de 10,000 personas en la histórica
comunidad de Kankintú.

El Presidente de la República Dr. Ernesto Balladares y el Ministro Raúl Montenegro firman la ley